Asociacion de Agentes y Empresas Inmobiliarias

  • Por AEI - Abril 16, 2019

La Asociación de Empresas Inmobiliarias, por sus siglas AEI, fue constituida el 24 de octubre del año 1989 con el objetivo de agrupar en su seno a aquellas empresas dedicadas a los negocios inmobiliarios. Sus objetivos eran entre otros:

Nos identificamos corporativamente por un proceder digno y honorable con todos nuestros asociados, establecido por nuestras propias convicciones y a través de nuestro Código de Ética y nuestros Estatutos.

  • Reglamentar y crear las bases para la realización de negocios conjuntos
  • Evitar la competencia desleal mediante su poder conciliatorio de orden disciplinario
  • Promover la cooperación entre sus miembros
  • Difundir información para mantener actualizados a sus miembros
  • Ofrecer asistencia técnica mediante la realización de cursos y talleres
  • Tratar de lograr la uniformidad en los formularios y documentos que se utilizan en la realización de las operaciones
  • Apoyar los intereses legítimos de sus miembros prestando la asistencia y orientación profesional necesarias

Clasificación de los membrecía:

Producto de la modificación estatutaria realizada en la Asamblea Ordinaria del 10 de agosto de 2015, la Asociación está integrada por tres categorías de miembros, se clasifican así:

  • MIEMBROS PRINCIPALES: Conformados por los corredores, agentes y las empresas inmobiliarias que hayan cumplido con lo establecido en los presentes Estatutos.
  • MIEMBROS ALIADOS: Son aquellas personas morales ligadas al sector.
  • MIEMBROS HONORARIOS: Son aquellas personas físicas o morales distinguidas como tales por la Junta de Directores.

Con esta clasificación se procuraba permitir que dentro de cada categoría pudieran participar dentro de la Asociación corredores independientes, personas y compañías ligadas al sector, y personas físicas reconocidas como distinguidas por su aporte a la actividad.

Nuestra misión como asociación

Somos una entidad jurídica sin fines de lucro, organizada de acuerdo a los linimientos de la Ley No. 520 de 1920, que reúne en su seno en una gran proporción , la mayoría de las empresas inmobiliarias del país, que tienen como actividad principal, el corretaje y la administración de bienes inmuebles.

Nuestros esfuerzos están dirigidos hacia las empresas afiliadas a nuestra asociación y la sociedad con el objetivo de servir de intermediaria y facilitadora en las relaciones de las empresas que conforman el sector inmobiliario, procurando evitar la desleal competencia, poniendo en práctica los fundamentos de prescritos en nuestro Código de Ética.

En nuestro portafolio de servicio hacia nuestros asociados, visualizamos el promover la formación, la capacitación y el desarrollo de los agentes inmobiliarios a través de cursos especializados, seminarios, conferencias y programas en el ámbito inmobiliario, con el claro objetivo de mejorar la calidad y competitividad de sus actividades mediante el intercambio de conocimientos, información y oportunidades de negocios.

Fomentar contactos estratégicos y afiliaciones con otras entidades nacionales e internacionales vinculadas a la principal actividad de cada uno de sus miembros, que coadyuven en beneficio de éstos, anteponiendo el interés colectivo al interés particular.

Nuestra visión

Buscamos crear con nuestros esfuerzos y acciones un ambiente jurídico que permita trazar las normativas de todas aquellas entidades o profesionales que interactúan dentro del sector inmobiliario, ya como Corredor o Agente Inmobiliario.

De constituir a la Asociación de Agentes y Empresas Inmobiliarias (AEI) como una entidad competente, prestigiosa y confiable, dentro del ámbito nacional e internacional que se traduzcan en proyección y reconocimiento de los profesionales inmobiliarios miembros de la AEI.

Salvaguardar y apoyar los intereses legítimos de sus miembros, ofreciendo la asistencia y orientación profesional y consultiva, cuando así lo demanden las circunstancias.

Nuestros valores

Nos identificamos corporativamente por un proceder digno y honorable con todos nuestros asociados, establecido por nuestras propias convicciones y a través de los señalamientos consignados en nuestro Código de Ética y nuestros Estatutos, donde predominan la equidad, la justicia y rectitud de nuestros actos. Mantenemos el compromiso y sentimos honor de trabajar en nuestra organización junto con nuestros asociados y la sociedad de manera eficiente, confiable y profesional.

Nuestras competencias profesionales son relevantes y se mantienen en perfeccionamiento continuo para tener un dominio integral de cada aspecto del mercado inmobiliario para que nuestros miembros puedan distinguirse y poder ofrecer al cliente un servicio cada vez con mayor calidad profesional.

En nuestra convivencia de compartir negocios inmobiliarios con entidades y personas asociadas a la AEI, prevalece el respecto a la dignidad de las personas, de los acuerdos y las reglas previamente establecidas por la institución.